domingo, 4 de septiembre de 2016

2. CARMESÍ

♥ Narración hecha Violeth (Vayoleth) 
Era una mañana fría, lluviosa y tenue, el día apenas comenzaba en la preparatoria, plagada de esplendorosos suéteres de grandes tamaños y tazas o tarros llenos de un tibio café o chocolate, sin duda, uno de esos días lluviosos que yo tanto amo. 
Las gotas caían de una forma tan única y delicada que pareciera que están tocando una hermosa melodía, deslizando suavemente por entre las hojas trayendo con sigo su hermoso sonar, aquel que ose decir que la lluvia es triste es porque no ha sabido apreciar su hermosura y complejidad con la que da vida a las pequeñas semillas y plantas que se preparan a relucir.
Con esto, nos ambientamos en una pequeña gran escuela, llenas de alumnos que temen empaparse de la vida mientras los profesores solo se muestran indiferentes ya que su romance con el conserje, la maestra de grandes pechos o el director adinerado, les llenaba tanto el cerebro que incluso no los dejaba pensar.
- Buenos días - dijo la maestra Elizabeth, una maestra que aunque amable, es bastante torpe, además de ser el prospecto de “maestra pechugona” 
- Buenos días - respondieron los alumnos, qué monótona es la vida, no crees? 
- saquen sus manuales, en la página 21, alejandro, por favor
- sí - poniéndose de pie y tomando por entre sus dedos el libro - las matemática o la matemática es una ciencia formal que, partiendo de axiomas y siguiendo el razonamiento lógico . . . 
El resto de la clase fue simple, aburrido y monótono, escuchando sin fin de fórmulas y procedimientos para resolver una operación, sin embargo y creo que para mi mala suerte, un gran estruendo se escuchó desde uno de los salones cercanos, y acompañando a eso, la alarma, mas específicamente la alarma de los umbra, aquella paz, aburrimiento y hermosa tonada de la lluvia habia desaparecido en temor, histeria y gritos descontrolados
- calmense,  rapido, todos, hagan una fila en la puerta y diríjase al refugio- grito la maestra en todo autoritario aunque . . . 
Calma, fila, un refugio, que ingenua es maestra, en el pánico y en el amor lo último que hay es tranquilidad, además, un refugio del calibre de la escuela, no, incluso cualquier tipo de refugio es inútil, aun asi, no podia quedarme a discutir con ellos, asi que solo los segui.
- deprisa- gritó un maestro de la escuela
- Adrian! no te quedes atrás! - grito en panito alejandro
- idiota, como si pudiera correr mas rápido
Fue entonces cuando otro estruendo llegó, esta vez, era el sonido de la pared de al lado del pasillo que el umbra acababa de romper, solo para comenzar a perseguirnos
- haaaa!!- mis compañeros entraron en pánico, era muy tarde para la calma, haciendo que rápidamente todos se esparcieran por entre los pasillos del a preparatoria, pero yo . . . tengo la fuerza para derrotarlo, el poder para liberar a los demás . . . pero si uso mi poder . . . yo . . . 
- no quiero morir- dijo leslie, en todo cobarde y asustadizo mientras todos corríamos tras ella
Ya solo estábamos alejandro, adrian, valeria, nancy, leslie y yo, todos los demás habian tomado caminos diferentes, sin embargo el umbra nos perseguía, lo que quería decir que aquella persona a la que el umbra tiene como objetivo es una de nosotros . . .
- Rápido! por aquí! - teníamos que encontrar un lugar oculto, donde yo pudiera usar mis poderes, asi que los guie hasta un salón abandonado 
- idiota!! yo no pienso acorralarme con ustedes!- gritó la misma chica histérica de antes, leslie, mientras corria a una direccion contraria, pero el umbra nos seguia persiguiendo a nosotros, asi que las posibilidades solo comenzaban a reducirse mas y mas
- ahora que?!! 
a, ayuda . . . por favor . . .alguien . . . 
- (mierda . . . aún hay demasiadas personas, pero . . .) - pense para mi misma
-  ayuda!!! 
El umbra habia tomado de las piernas a nancy, era a ella a quien buscaba, pero ahora, me veía forzada a actuar antes de que la hiriera, este apenas superaba los 2 metros, tenía un cuerpo robusto y una piel escamosa, podía matarlo, debo matarlo pero . . .  
- Ayuda!!! - seguía repitiendo nancy, cada vez mas asustada
- Сіздің. . . ебля сука. . . Сіз және Сіздің отбасыңыз болашағымды қираған
- e,esa cosa, está intentando hablar . . . ? - valeria apenas podía mantenerse ante la umbra
entonces el umbra actuó, dando un extraño gemido, como si se tratara de un grito de guerra tomó por las piernas a nancy, comenzando a torcer sus rodillas en direccion opuesta 
- haaaa!!!
- nancy!!!! 
- sangre . . . deliciosa sangre . . . - comencé a murmurar . . . mi mente se perdía, mi cuerpo se sentía ligero, y una bruma negra comenzaba a rodearme- yo . . . yo . . . 
El olor a sangre, el dolor, los gritos, el miedo, el sufrimiento, todo, todo, TODO eran tan exquisito, tan perfecto, tan despreciable, quiero . . . quiero tenerlo sentir la suave calidez de la sangre en mi boca, sentir fluir la sangre de los demás en la hoja de mi katana, en mi piel . . . - yo . . . ya no puedo mas!!
Mis ojos se volvieron carmesí, mis pupilas tomaron una forma felina y mi cabello tomó forma en contra del umbra, yo . . . lo hice sin pensar, me avalance sobre el umbra, lo corte una, dos, tres, cuatro, cinco veces en el pecho, lo apuñale tantas veces como pude en la cara, tomé su brazo y lo arranque, tome su pierna o lo quebré, era firme, firme como un humano frágil y sin valor y cuando ya no pude mas, hice un pequeño pero profundo corte en su garganta y bebí de ella, pero su sangre . . . sabía asquerosa, agria, sucia y putrefacta . . .
- que lastima . . . tienes un sabor horrible . . . -fui una imbécil al decir eso, continuaba ahoga en mis instintos, mire por un momento el cuerpo del umbra que yacía a mis pies y dije- me pregunto si la sangre humana tendrá un mejor sabor . . . - solo entonces, me di el lujo de volver a voltear hacia los demás, quienes me veían estupefactos ante la masacre que acababan de presenciar 
- t,tu . . . eres . . . un demonio . . . !! - dijo adrián, mientras me veían con temor, pero . . . no pude reaccionar
- no . . . ella es una vampiresa, un humano que ha sido consumido por el odio de los umbra, no, de los demonios - leslie . . .después de correr como cobarde, no fue sino hasta que vio que el umbra habia muerto, regreso solo para deleitarse de mi humillación - solo eres un monstruo, uno igual a ellos
- yo . . . una vampiresa . . .

No hay comentarios.:

Publicar un comentario